UF: $26.470,23 - UTM $46.368,00 - US$ $663,61 - $714,02   -   
 
 
 
Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 

CAÑETE RECORDÓ LAS VICTIMAS DEL 27/F
28-02-2017 (146 lecturas)

Fueron cinco pescadores artesanales que buscando el sustento ara sus hogares fueron arrastrados por tsunami en la costa, frente a la desembocadura del río Paicaví.

Han pasado siete años desde la fatídica madrugada del 27 de febrero de 2010, cuando un violento terremoto y posterior tsunami azotó gran parte del sur de chile, incluida nuestra zona. El mismo tiempo ha pasado desde que cinco cañetinos perdieron la vida en la costa del sector de la desembocadura del río Paicaví, hasta donde la  ola marina llegó tan solo un par de minutos después del movimiento.

Como una forma de no olvidar a quienes perdieron la vida y a quienes hasta hoy permanecen desaparecidos, sus familiares nuevamente organizaron una ceremonia religiosa en el lugar de la tragedia, para mantener vivo el recuerdo de quienes perdieron la vida buscando el sustento para sus hogares.

Jennifer Porma Llancanao, María Porma Paine, Margarita Neculpí Porma, Saúl Miranda Alcapán y Pablo Ramírez Fuentes, estaban allí esa fatídica mañana trabajando en la pesca artesanal, cuando en cosa de minutos su trabajo habitual se convirtió en tragedia.

“La ola llegó muy rápido. De donde estábamos con mi familia yo vine a mirar y me agarró enseguida y me tiró unos 15 metros hasta dejarme en la copa de unos árboles. A mi señora y a mi hija que estaban más atrás también las arrastró, pero ellas no pudieron salvarse ni yo las pude salvar. El mar se llevó todo lo que yo tenía…mi familia, mis herramientas para pescar, todo”.

Es parte del crudo relato de Francisco Neculpí, quien esa noche estaba en el lugar y es parte de la reducida lista de sobrevivientes de la tragedia. Tal como hace 6 años, Francisco llega cada 27 de febrero hasta el memorial instalado en la playa de Paicaví Grande para recordar a su esposa y su hija.

En la ceremonia también estuvieron presentes las autoridades de la comuna, encabezadas por el alcalde Jorge Radonich y representantes de las iglesias evangélicas y católica, quienes realizaron una oración por el descanso de las víctimas de la tragedia.

“Lo vivido hace siete años fue muy doloroso, despertar asì es algo que nadie se imagina y para lo cual nadie está preparado”, indicó el alcalde de Cañete, Jorge Radonich. La autoridad agregó que “no podemos olvidar a quienes partieron esa triste día. Eran vecinos de Cañete como todos nosotros que a esa hora estaban trabajando para conseguir el sustento familiar y lamentablemente su fuente de trabajo les arrebató la vida. No podemos ni debemos olvidarlos”, agregó Radonich.

La ceremonia también contó con una rogativa y un ceremonial mapuche, con el que la comunidad del sector recordó según sus tradiciones y sus ancestros a quienes el mar arrebató hace siete años del lado de ellos, pero que su recuerdo sigue más vivo que nunca entre la gente del sector.









 
 
Powered by Olark